Seguidores

jueves, 4 de agosto de 2016

El encantapájaros


El encantapájaros

El granjero muy cansado
de ver comidos sus granos,
se imaginó un empleado
que creara con sus manos.

Que eran las aves pensaba
y las quería asustar,
muy equivocado estaba,
pronto se iba a enterar.

Creó un muñeco andrajoso,
y lo dejo en el plantío.
Dijo: se ve tenebroso
que esto funcione, confío.

Pero aquel espantapájaros
es tan bueno y solidario,
que en vez de espantar los pájaros
hace todo lo contrario.

Anidan en su sombrero
y le cantan serenata.
Si se viene un aguacero,
se abrigan bajo su bata.

Un día de recorrido
vio a las aves en las plantas.
Uf, ahora sí estoy perdido,
si tú no espantas, ¡encantas!

Las aves comían gusanos
y los gusanos, sus granos...
El hombre quiso espantar
a quien lo venía ayudar...

Con todo lo vivido, ha comprendido,
la grandeza, de la naturaleza...
No hacemos nada más, que entorpecer,
lo que ella solita, bien sabe hacer.

Mónica Beneroso
(Derechos reservados de la autora)
(Imagen tomada de la web)

No hay comentarios:

Publicar un comentario